28/11/01

Cuando una mujer dice NO, es NO

En 1981, se declaró el 25 de noviembre como Día Internacional contra la Violencia Sexual, Social y Política que se ejerce sobre las mujeres. Conversamos con Magui Bellotti y Marta Fontenla de A.T.E.M. 25 de noviembre2, una agrupación con 19 años de existencia, que organiza -entre otras cosas- una jornada anual de debate feminista, y publica la revista Brujas.

Para ATEM, los casos de violencia contra las mujeres no son problemas aislados o patologías individuales de personas inadaptadas. Esta violencia es una cuestión estructural, constitutiva de la dominación, que está inscripta en relaciones patriarcales. De allí que sostengan que el fin de la violencia no puede tratarse sólo de "algunas reformas legales más algo de asistencia y una pizca de psicoterapia, sino de un cambio de raíz en las relaciones de poder patriarcales".3
Nos cuentan que la lucha contra la violencia hacia las mujeres, en Argentina, tuvo un hito importante en 1983, cuando distintos grupos feministas constituyeron el Tribunal de Violencia contra las Mujeres, Mabel Adriana Montoya.

MB: Fue a raíz de la muerte de una chica de 18 años que, para evitar ser violada por un señor que se llamaba Miguel Angel Rubio, se tiró de un cuarto piso. Estuvo 40 días internada en coma y luego murió. Fue una manera de tomarla como símbolo para denunciar la violencia contra las mujeres y además para exigir a la justicia que condenara al violador. Pero no lo condenó.

En 1984 empiezan a dictarse cursos para profesionales y para la comunidad en hospitales, luego se organizan los primeros servicios y en los '90 se dictan las leyes de "violencia familiar". Para ellas, esta institucionalización contribuye, por un lado, a deslegitimar la violencia masculina y proporciona medios para la protección de las víctimas. Pero, por otra parte, produce otros efectos no tan buenos, como que se empiece a hablar de "violencia familiar", ocultando la situación de opresión que se ejerce, específicamente, contra la mujer.

MB: Igualmente, en la institución académica hay quien habla de violencia sexista y quien habla de violencia familiar, hay distintas posturas. Yo soy mucho más crítica de otras institucionalizaciones, como la política, de los organismos del Estado, que ha moderado más al feminismo.

En un artículo4, uds. denuncian ese proceso...

MF: Empieza en el '80 con el flujo de fondos de países del Primer Mundo y la reconversión del Estado que impone el neoliberalismo. Decimos que las organizaciones no gubernamentales (ONG's) son estructurales al neoliberalismo. Porque el Estado deja de cumplir algunas funciones ¿y quiénes las toman? Sectores de clase media, profesionales, que se vinculan con financiadoras, reciben los fondos para los proyectos que presentan y los aplican a los sectores más pobres, de menos recursos. Son partícipes del desmantelamiento del Estado y le hacen de colchón a esa miseria. Además, deben rendir información de lo que hacen a las financiadoras, que muchas veces son los mismos Estados del Primer Mundo y es información sobre las clases más pobres de nuestros países.
MB: Hay que aclarar que algunas ONG's no se comportan de esa manera. Pero esa fue la tendencia más general y este proceso afectó a todos los movimientos sociales, inclusive al feminismo.

Actualmente, ¿ven algún cambio en el feminismo?

MB: ¡El primer cambio es que se acabó la plata! Esto posiblemente sea uno de los factores que está favoreciendo la izquierdización del feminismo. Todavía es un proceso muy pequeño y no sé cuál va a ser el curso que tomará. Tal vez, lo que hay es una mayor posibilidad de que se escuche nuestra voz opositora. Hay aspectos muy buenos como la nueva presencia de jóvenes en las agrupaciones feministas, como la importante presencia feminista en el Encuentro de Mujeres, que, si te decís anticapitalista, dejás de ser mal mirada, como antes. También es cierto que, en el movimiento feminista, hay cierta desazón por la situación social que vivimos. El curso que va a seguir va a depender de nosotras pero también de la sociedad misma.

ATEM reivindica el feminismo independiente. La autonomía es un principio político que significa independencia tanto organizativa, como teórica y política de otras instituciones (partidos políticos, Estados, gobiernos, organismos, financiadoras, sindicatos, etc). Sin embargo, señalan que eso no implica un movimiento sin relaciones. También consideran que el feminismo no es, meramente, un conjunto de demandas.

MF: Es un proyecto de sociedad, de cultura, de vida.
MB: Para nosotras el patriarcado es un sistema de dominación que tiene su modelo en la relación hombre - mujer pero que en realidad es un sistema de dominación más general de clase, de raza... y que se ha constituido de formas diversas a lo largo de la historia. Por eso, ahora, hablamos de patriarcado capitalista y planteamos que el feminismo no es sólo una lucha reivindicativa, sino que es una cuestión teórica, política. No considero que el feminismo sea el portador de la totalidad social, pero estoy convencida que en la reconstrucción de dicha totalidad el feminismo tiene un papel fundamental.

Pero no todo el feminismo tiene esa posición. ATEM habla de explotación y opresión, de clases sociales...

MB: Porque creemos que para construir alternativas, en este período capitalista hay que tener en cuenta los aportes del feminismo, del antirrascismo, la crítica del heterosexismo5 y también los aportes del socialismo.

1 Consigna de la campaña impulsada por el Centro de Encuentro Cultura y Mujer
2Asociación de Estudio y Trabajo de la Mujer
3 Bellotti y Fontenla: "Políticas feministas, antiviolencia y estrategias legales"; Travesías Nº 3, 1995
4 Bellotti y Fontenla: "Feminismo y Neoliberalismo"; Brujas Nº 24, 1997
5 Se habla de "heterosexismo" para señalar la discriminación que se ejerce contra gays, lesbianas, travestis, transexuales, etc a partir de considerar como normal, únicamente, la relación heterosexual con los fines de la procreación. ATEM incluye también entre sus demandas la de "libertad sexual".