18/3/10

Una gran movilización por el derecho al aborto

Después de muchos años de lucha de las mujeres por el derecho al aborto, con movilizaciones que reunieron a miles de personas, Encuentros Nacionales de Mujeres donde se oyó el mismo reclamo en todo el país y una intensa actividad de diversas agrupaciones, el derecho al aborto dejó de estar silenciado. Todas las encuestas demuestran que, actualmente, la mayoría de la población está a favor de la despenalización, a pesar de que la Iglesia, la derecha clerical y macrista y la propia presidenta Cristina Kirchner sigan pronunciándose en contra de nuestro derecho.
En medio de este clima aprobatorio de miles de mujeres que ya no quieren ver más cómo se niega incluso el mínimo derecho al aborto no punible a niñas y adolescentes abusadas, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto volvió a presentar su proyecto de interrupción voluntaria del embarazo en el Congreso, cuyo tratamiento caducó el pasado 1ro. de marzo por no haberse debatido desde 2007, cuando fue presentado originariamente.
A diferencia de la primera vez, cuando las agrupaciones La Casa del Encuentro, Pan y Rosas y Plenario de Trabajadoras –entre otras- acompañamos la presentación que fue recibida por unas pocas diputadas, esta vez la Campaña realizó una conferencia de prensa junto a diputadas y diputados de distintos bloques parlamentarios que apoyaron la iniciativa.
De aprobarse, consideramos que este proyecto –aunque no es nuestro ni lo compartimos en su totalidad- sería un importantísimo paso para las mujeres que hoy están condenadas a abortar en clandestinidad. Sin embargo, hay que señalar con claridad que lo que se logró hasta el momento es, simplemente, volver a presentarlo con el “compromiso” –de 35 diputadas y diputados- de intentar que se debata. La misma diputada Fernanda Gil Lozano, de la Coalición Cívica (CC), señaló: “Lo que sí nos hemos comprometido es a bajar (a las comisiones) y a dar el debate”.
Según el procedimiento parlamentario, el proyecto debe tratarse, en principio, en distintas comisiones en las que los adherentes al mismo apenas constituyen una pequeña minoría. Sin contar con que los bloques se encuentran profundamente divididos: la CC está presidida por Elisa Carrió que está en contra; lo mismo sucede con Oscar Aguad que preside el bloque de la UCR; entre los K, también existe una gran división, aunque el presidente del bloque, Agustín Rossi, aprobaría el debate. Además, aún si se lograra tratar y aprobar en Diputados, luego deberá pasar por el oligárquico Senado y finalmente deberá ser promulgado por el Poder Ejecutivo que tiene el atributo del veto, como en Uruguay, donde el flamante ex presidente Tabaré Vázquez vetó el derecho al aborto aprobado por la mayoría de la población y de los legisladores.
El kirchnerismo, con mayoría en el Congreso en los últimos años, se negó a debatir este proyecto por el derecho al aborto, cajoneándolo hasta que, finalmente, caducó. ¡La misma Presidenta dijo, en distintas ocasiones, que durante su mandato no se legislaría a favor del aborto! De hecho, cuando salía este periódico, Cristina Fernández se encontraba con el cardenal Bergoglio quien manifestó estar “muy conforme” con el encuentro.
Por eso, no sólo para debatir este proyecto, sino para aprobar definitivamente la despenalización y legalización del aborto en Argentina, no podemos dejar nuestros derechos en manos de este Congreso, donde el único debate entre oficialistas K y opositores republicanos es por ver de qué manera se paga la ilegítima deuda externa. Es necesario, más que nunca, que las verdaderas interesadas nos organicemos para impulsar una gran movilización de miles de mujeres trabajadoras, estudiantes, amas de casa que, junto a los compañeros que se solidaricen con esta lucha, imponga este proyecto. La CTA, que integra la Campaña por el Derecho al Aborto y la centroizquierda de Solanas y Sabbatella –que aprueba este proyecto e impulsa otro similar- deberían llamar a movilizar a decenas de miles si realmente pretenden conquistar este derecho.
Pan y Rosas, que desde su formación impulsa la lucha por el derecho al aborto libre y gratuito, te invita a organizar comités, grupos de apoyo, comisiones en cada lugar de trabajo, de estudio y en cada barrio, para poner en pie una gran campaña, juntando firmas, haciendo pintadas, organizando foros, proyecciones, debates y otras actividades, que culminen en una gran manifestación de miles de mujeres frente al Congreso, exigiendo el derecho al aborto legal, libre y gratuito YA. Porque no queremos ni una mujer muerta más por abortos clandestinos. Porque exigimos nuestro derecho a decidir.
--------------------------------------
¿Qué dice el proyecto?


- Derecho de toda mujer a interrumpir voluntariamente un embarazo dentro de las primeras 12 semanas y más allá de este lapso si fuera producto de una violación, si estuviera en riesgo la salud o la vida de la mujer o si existieran malformaciones fetales graves.
- La práctica del aborto debe garantizarse gratuitamente en servicios públicos de salud y ser cubierto por obras sociales y prepagas.
- Se requiere el consentimiento de representante legal en caso de menores de 14 años y mujeres declaradas incapaces.
- Sólo será penalizado el aborto en el caso en que fuere realizado sin el consentimiento de la mujer.