4/7/13

Una Cruzada sanjuanina contra las mujeres


En el número pasado de LVO, destacamos la unidad que existe entre las distintas variantes de la centroizquierda ¡todas conducen al Vaticano! Un verdadero rejunte de neoliberales, radichetas, chupacirios, saltimbanquis… unidos en la amistad con Bergoglio y la jerarquía de la Iglesia. Pero la CTA se guardaba “una perlita” en San Juan, nada menos que la sede del próximo Encuentro Nacional de Mujeres.


En San Juan, la senadora Nancy Avelín encabeza la lista de De Gennaro, el conocido dirigente de la CTA opositora y del partido Unidad Popular. El nombre de la lista, muy sugestivo, es Cruzada Renovadora. Es cierto… tiene mucho de “cruzada”, pero de las conservadoras, porque Nancy Avelín es la misma que acompañó con su voto negativo al entonces senador –y hoy gobernador-, José Luis Gioja, en el 2003, cuando se aprobó la ley de salud reproductiva. Tiempo después, cuestionaba la designación de Argibay en la Corte Suprema, pero no para denunciar la política de cooptación del kirchnerismo en el movimiento de mujeres, sino por ser “abortista”. ¡El mismo argumento que los grupos que se hacen llamar Pro Vida!

Decimos, que se denominan así, aunque son “pro-muerte”, responsables junto con la Iglesia y el gobierno de la muerte de centenares de mujeres por aborto clandestino.
Ese voto negativo de la ley de salud reproductiva, sin embargo, no se trató de un “error” o de una postura que luego se modificó con el tiempo. El año pasado, Nancy Avelín fue una de las personalidades que acompañó el abrazo al Hospital Rawson de San Juan, convocado por ong’s ligadas a la Iglesia que promueven una cruzada contra el derecho al aborto. En esa ocasión, en medio del debate provocado por el fallo de la Corte Suprema sobre el aborto no punible, estas organizaciones, junto con curas, representantes del arzobispado y figuras políticas, marcharon para reclamar el supuesto derecho de los médicos a no hacer caso a la ley que obliga a proceder con un aborto no punible en determinados casos. Este puñado de retrógrados, marchaba con carteles que mostraban bebés y decían “Pesa menos en tus brazos que en tu conciencia”, los mismos con los que la Iglesia suele recibirnos en cada ciudad donde se realizan los Encuentros Nacionales de Mujeres.

En la CTA opositora, estos sectores clericales y amigos del Papa siguen ganando terreno y por eso, ya se niegan a impulsar una gran movilización el próximo 28 de setiembre, cuando se conmemora el Día de Lucha por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, y se haría la primera movilización por el derecho al aborto desde que Bergoglio fue ungido jefe del Estado Vaticano. ¡Es que los “centroizquierdistas” de la CTA son amigos de Roma! Lamentamos el papel de comparsa de “monaguillos” que le hacen las estudiantes de Marea Popular y, sorprendentemente, otras agrupaciones como Las Rojas-MAS.

Pan y Rosas y el PTS llamamos a las organizaciones que integran el Frente de Izquierda, al MAS, a las agrupaciones feministas y, fundamentalmente, a las miles de estudiantes y trabajadoras que quieren pelear por sus reivindicaciones, a poner en pie un verdadero movimiento de lucha de las mujeres por nuestros derechos.

En estas elecciones, sólo el Frente de Izquierda tiene candidatas y levanta consecuentemente en su campaña –como lo hicimos siempre desde el PTS- la lucha de las mujeres, planteando sin ambigüedades la legalización del aborto y la separación de la Iglesia del Estado.