1/6/11

Palabras pronunciadas en el acto -festival de la Campaña por el Derecho al Aborto en Congreso

Venimos en nombre del Frente de Izquierda, que formamos quienes integramos el Partido de Trabajadores Socialistas, los compañeros de Izquierda Socialista y del Partido Obrero, para decir que hace menos de un año estábamos acá también.
Hace menos de un año, la Iglesia cómplice y partícipe del genocidio, la Iglesia que encubre curas abusadores, la Iglesia que persigue a las estudiantes católicas que quedan embarazadas y las echa de sus colegios, la Iglesia que está en contra de la anticoncepción, la Iglesia misógina, homofóbica y patriarcal, hacía movilizaciones en todo el país contra la ley de matrimonio igualitario. Hace un año, nomás, estábamos aquí denunciando eso.
Pero esta Iglesia continúa su cruzada, ahora su cruzada es contra los derechos de las mujeres, como lo ha sido siempre, y contra el derecho al aborto en particular. Lo hemos visto hace muy pocos días, en el Tedeum al que asistió Cristina Kirchner, donde el obispo del Chaco saludó y felicitó a la presidenta entendiendo que había que defender los derechos jurídicos del embrión como si fuera una persona.
Sabemos que esos artilugios legales son nada más que un nuevo obstáculo para impedir que avancemos en esta lucha que lleva más de 30 años en nuestro país. Una lucha que comenzó con mujeres como la que aquí se recordó, Dora Coledesky, que es quien a mí me enseñó de qué se trataba luchar por anticonceptivos gratuitos para no abortar y aborto legal, gratuito, realizado en los hospitales públicos para no morir.
Por eso, compañeras y compañeros, es tristísimo, es lamentable, es trágico que en la Argentina de los últimos años aumenten las muertes de mujeres gestantes, aumenten las muertes de mujeres por las consecuencias de los abortos clandestinos. ¡No podemos permitir que esto siga sucediendo de esta manera!
Por eso tengo el orgullo, en este año electoral, en que soy candidata a diputada, junto con los compañeros que son candidato a vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (José Castillo, IS) y a legislador (Julio Rovelli, PTS), tengo el orgullo de decir que es parte de nuestra campaña pública en las elecciones, luchar para que se apruebe el proyecto de ley presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro, Libre y Gratuito. Porque eso es lo que no dicen otros políticos, y nosotros lo decimos todos los días con nuestra lucha en los lugares de trabajo y estudio, todos los años en los Encuentros Nacionales de Mujeres, en todas las movilizaciones del 8 de marzo y del 28 de setiembre, pero también lo decimos en este momento, cuando hablar de este tema para algunos es algo que produce escozor.
Por eso, queremos poner nuestra candidatura al servicio de esta lucha y aprovecho también estos minutos, para hacer un pedido que me plantearon Lohana Berkins y las compañeras y compañeros del movimiento GLTTTB: que también queremos la Ley de Identidad ¡Ahora!, ahora ley de identidad de género. Porque también es parte, en este día de acción por la salud de las mujeres, luchar por la salud de todas las personas transexuales, travestis y transgénero, que no pueden acceder de la misma manera que los hetererosexuales a sus derechos, porque no les está permitida su identidad.
Entonces, queremos también decir, desde aquí, que apoyamos la Ley de Identidad de género y que tanto esto como el derecho al aborto, creemos que lo vamos a conseguir sólo si ponemos en pie un gran movimiento de lucha que nuclee a todas las organizaciones sociales, políticas, feministas, estudiantiles, sindicales para luchar por estos derechos democráticos ELEMENTALES que aún nos siguen negando.
¡Por la separación de la Iglesia del Estado! ¡Saquen sus rosarios de nuestros ovarios! ¡Por el derecho al aborto, legal, seguro y gratuito!

Gracias

Andrea D'Atri, Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) - Candidata a Diputada Nacional por la Ciudad de Buenos Aires, del Frente de Izquierda (PTS - PO - IS)