27/11/09

Los votos y las botas

(Tegucigalpa, 27/11/09) Cuando faltan apenas 48 hs. para los comicios fraudulentos convocados por el régimen golpista de Honduras, se incrementan las detenciones, los allanamientos y las persecuciones a activistas y líderes de la resistencia. Como denuncian las Feministas en Resistencia, la foto de una de sus integrantes fue transmitida en la televisión nacional, mencionándola como “una de las siete caras más buscadas” por boicotear las elecciones nacionales. Las autoridades pedían a la población que, si la reconocían, la denunciaran ante las autoridades para proceder a su captura.
Lo mismo pudimos oír, anoche, en boca de un alto funcionario policial que, entrevistado en un programa donde se debatía sobre el proceso electoral, recomendó a los televidentes denunciar a los vecinos que trabajaran hasta altas horas de la noche en sus domicilios, como también a todos aquellos que albergaran extranjeros. Mientras tanto, los noticieros de la noche informaban sobre la explosión de una granada en un bus, en la zona de La Ceiba y el canal 36, con su señal interrumpida por los golpistas, mantenía en forma permanente, la lectura de un comunicado en el que se denunciaba la persecución de la que eran víctimas por parte del régimen, que censuró la transmisión de esta televisora.
Otra activista reconocida de la Red de Mujeres Jóvenes de una colonia popular de Tegucigalpa, se encuentra en prisión preventiva acusada de diversos cargos. Un método que empezó a ser utilizado por las fuerzas represivas del Estado, contra activistas de la resistencia que son acusados falsamente de diversos crímenes comunes, dificultando la labor de los defensores de Derechos Humanos que están monitoreando la persecución política. Anoche mismo, Merlin Eguire, del Movimiento de Mujeres Visitación Padilla, fue detenida y acusada, por la división especial de policías COBRAS, de “cargos agravados por daños a instituciones del Estado”. Feministas en Resistencia hoy emitió un comunicado para que, internacionalmente, se repudie esta detención y se exija su libertad.
Los organismos de Derechos Humanos de Honduras, reunidos en una plataforma común, ya manifestaron en conferencia de prensa “la falta de legalidad y legitimidad de las elecciones del próximo 29 de noviembre.”
Los disparos por la noche y las hélices de helicópteros militares durante el día, se transformaron en los sonidos más frecuentes en Tegucigalpa. Mientras tanto, miles de hondureñas y hondureños –trabajadores, campesinos, jóvenes estudiantes y activistas- que repudiaron en las calles a las botas golpistas, hoy repudian los votos que el mismo régimen de Micheletti pretende usar para legitimarse, bajo el amparo del imperialismo norteamericano.