1/7/09

Feministas en resistencia en Honduras

“¡Sí, se puede, con huelgas y piquetes, los golpistas retroceden!”

El pasado domingo, mientras en Argentina había elecciones parlamentarias, el parlamento hondureño, junto con la corte suprema, el ejército y las iglesias daban un golpe de Estado.
Las noticias volaron a través de correos electrónicos, videos caseros publicados en youtube y las redes sociales que, en estos casos, agradecemos que existan. Rápidamente, la agrupación de mujeres Pan y Rosas emitió un comunicado en repudio al golpe y en solidaridad con las mujeres y todo el pueblo de Honduras y ése fue el puente para conocer a las feministas centroamericanas que están allí, en Tegucigalpa y otras ciudades del país, cortando carreteras, movilizándose.
Así la conocimos a Jessica que nos dice que está interesada en difundir lo que pasa allá, pero que está cansada en este momento, que la disculpemos por ahora y que mañana intentaremos ponernos en contacto. Es que durante todo el día tuvo que lidiar con la electricidad: sin explicaciones le cortaron la luz sólo a ella en el vecindario, pero finalmente, “unos compañeros de la ENEE”, los trabajadores de la empresa nacional de energía eléctrica, la reconectaron. Aunque no sabe si va a poder dormir con el ruido de los aviones militares surcando el cielo de Tegucigalpa. Jessica integra la Red de Mujeres Comitzahual y también la Red de Escritoras Feministas, pero hoy, como todas las feministas hondureñas forman un solo Movimiento de Feministas en Resistencia.
Jessica, felizmente, pudo volver a conectarse al día siguiente y lo primero que quiere es denunciar que los medios de comunicación “nos tienen bloqueados porque la mayoría pertenece a la clase social política responsable del golpe de Estado.” Al equipo de Telesur le confiscaron las cámaras el lunes 29 de junio, “deteniendo y golpeando a la reportera y camarógrafos que la acompañaban”, nos dice.
Mientras tanto, nuestra amiga Daniela, desde El Salvador, nos informa que desalojaron el piquete de más de 4 mil personas donde se encuentra un dirigente sindical amigo suyo; que tuvieron heridos, pero que volvían al día siguiente, dispuestos “a tomarse la calle”. Jessica, en Tegucigalpa, también tiene información sobre este piquete multitudinario: “los militares agredieron a la gente que estaba en la toma del puente de El Progreso y hubieron 20 heridos, tres de ellos de gravedad.” Según nos informa, se reportaron 32 tomas de carreteras en todo el país, pero CNN está sólo en Tegucigalpa y no transmite nada sobre lo que está ocurriendo en las rutas bloqueadas por las manifestaciones.
De lo que tampoco hablan los medios es de la huelga que, según nos dice nuestra amiga hondureña, “sigue en pie, muchos comercios están cerrados y ahora se sumaron a la huelga los maestros y maestras. Cabe destacar que la mayoría de maestros, un 80%, son mujeres” y agrega, “en Tegucigalpa, San Pedro Sula, Intibucá, El Progreso, en suma en 16 de los 18 departamentos del país hubo manifestaciones de todo tipo.” Le pregunto si estas acciones son organizadas o espontáneas y me responde: “Es una combinación de las dos, las organizaciones han llamado a su gente, pero también la gente, hombres y mujeres han salido a las calles. CNN en efecto sólo mostró la manifestación en Tegucigalpa a favor de Micheletti, es fácil hacerlo cuando este tipo de manifestación cuenta con el apoyo del ejército, mientras nosotras en la otra manifestación estábamos siendo atacados con bombas lacrimógenas, gases que te marcaban de rojo el cuerpo, golpes y detenciones. Hubo una compañera muy golpeada que estaba en el hospital y salió ayer. La gente de la manifestación de Micheletti iba con pancartas en inglés, nuestros carteles son en español catracho, algunas veces mal escrito y no tenemos camisas de seda blanca de uniforme, vamos con lo que tenemos”, nos dice en alusión a la llamativa uniformidad de los manifestantes pro-golpistas. También denuncia que una compañera de San Pedro Sula “nos expresó que en la manifestación solo están dejando entrar a gente local”, dice refiriéndose a los medios de comunicación hondureños.
Cuando le pregunto sobre cuál fue la respuesta del movimiento de mujeres y feminista hondureño, me responde sin dudar “¡Todas contra el golpe! El movimiento de mujeres está activo, luchando en diferentes regiones del país. Las feministas y las redes organizadas de mujeres del país nos hemos declarado en resistencia, también mujeres campesinas, indígenas, afro-descendientes que si bien no se consideran feministas están en la lucha, en la toma de carreteras, en la resistencia.” Le digo que, sin embargo, CNN ha mostrado a Micheletti hablando ante la manifestación en su apoyo y agradeciendo a “estas valientes mujeres”, que lo acompañaban en el palco. Jessica responde indignada: “Las ‘valientes mujeres’ que lastimosamente también crearon y presentaron el decreto contra las Píldoras de Anticoncepción de Emergencia (PAE) –decreto que vetó el presidente Zelaya- son parte del sector conservador y oligárquico de este país. La líder del movimiento es la presidenta de la Asociación contra el Aborto ‘Pro-vida’. Ellas tienen recursos que nosotras las feministas no tenemos, tienen el poder económico; pero nosotras tenemos poder social y la movilización de compañeras que no tenemos miedo, que estamos en resistencia pacífica.”
Pero no quiere despedirse sin contarnos una escena que vio por Tele Ceiba: “los militares llegaban a un centro de votación y armados le pedían a la gente la urna de la consulta. La gente no se resistió y se las dio; pero cuando los militares iban para afuera una mujer agarró la bandera de Honduras, se la cruzó en el cuerpo y empezó a cantar el himno nacional, los demás al verla cantaron con ella... Fueron siguiendo el carro de los militares cantando el himno nacional y ellos, desconcertados, les tiraron la urna con todo y votos. El carro se alejó y quedó la gente sin moverse, cantando...”
Mientras tanto, desde México y Venezuela, nos llegan saludos de feministas que dicen sentirse representadas por el pronunciamiento independiente de Pan y Rosas contra el golpe. Desde la capital más austral del continente, me despido de Jessica y le digo, alentándola, “¡sí, se puede, con huelgas y piquetes, los golpistas retroceden!” Ella me sugiere que ése puede ser el título de la entrevista. Apuro la publicación, para disponerme a preparar las pancartas que mañana llevaremos al Obelisco, para decir, también desde aquí, NO al golpe en Honduras.
---------
PS/ A las 17:54 hora local, Jessica acaba de enviarme un correo electrónico: "Andrea, pasalo por favor, es urgente: Chicas, ya el ejecutivo pasó del Congreso a la Corte Suprema el Estado de Sitio, esperamos que de un momento a otro la aprueben, por favor pronunciensense, esto corta todas las libertades constitucionales, libertad de asociación, libertad de movilización."
------------
Último momento: la convocatoria en Buenos Aires (Argentina), finalmente, se acordó que sea el JUEVES 2 - 16:30 hs. en Av. Córdoba y Av. Callao para marchar, nuevamente, hacia el Consulado de Honduras.

1 comentario:

flavia dijo...

¿Quién no se da cuenta que la democracia no puede o no quiere estar a la altura del sistema de valores establecidos por ella misma? Imre Kertész.

Me sumo a estas mujeres, con unas de las prosas de este sobreviviente del genocidio nazi. Mujeres que pronuncian su repudio frente al golpe de estado de su país, así como también cada día demostramos que no somos objetos de los hechos históricos, somos sujetos de la historia.

Kelly Inés