3/7/09

Abajo el golpe en Honduras y el estado de sitio. Ninguna negociación con los golpistas

Toda nuestra solidaridad con las mujeres y todo el pueblo hondureño en lucha

(Bs. As., 3/07/09) La agrupación Pan y Rosas –como lo hizo desde el inicio- expresa su más enérgico repudio al golpe de Estado en Honduras perpetrado por sectores de la burguesía hondureña, con la colaboración activa de las FF.AA., la Corte Suprema de Justicia, el parlamento, las iglesias y los grandes medios de comunicación. Rechazamos también el estado de sitio decretado el día 1º de julio por el gobierno de facto de Micheletti que recorta aún más las libertades democráticas del pueblo hondureño y exigimos la inmediata libertad de las luchadoras y luchadores detenidos.

Rechazamos, además, la injerencia de la OEA –comandada por el imperialismo yanqui-, cuyo secretario general, José Miguel Insulza, arribará hoy al país con la clara intención de negociar con los golpistas “una salida a la crisis política.” Esta “salida” no es otra cosa que el restablecimiento de un régimen que, con o sin Zelaya, no sólo garantiza los intereses de empresarios y terratenientes hondureños, sino también la futura impunidad para los golpistas.

Las mujeres en lucha, el pueblo trabajador de Honduras y quienes nos movilizamos en toda Latinoamérica y el mundo contra el golpe no podemos confiar que la OEA –que, en su historia, reconoció a todas las sanguinarias dictaduras de América Latina de los ’70 y ’80, que sostuvo durante más de cuatro décadas el criminal bloqueo a Cuba y que apoya la sumisión de los países latinoamericanos al imperialismo- pueda dar una salida favorable a los sectores populares y sus libertades democráticas. Todo lo contrario: busca una solución “consensuada” con los golpistas.
Por eso, las mujeres de Pan y Rosas llamamos a la más amplia movilización popular contra el golpe en Honduras y a confiar sólo en nuestras propias fuerzas, la de los explotados y oprimidos, para derrocar el golpe y evitar que se consolide un cónclave reaccionario en la región, sentando un nefasto precedente en nuestro continente.

Abajo el golpe y el estado de sitio

Ninguna negociación con los golpistas

Fuera el imperialismo yanqui
Nuestra solidaridad con las mujeres y todo el pueblo hondureño en lucha